31 de agosto de 2012

Barranco de Trevelez (Sierra Nevada)


A finales de verano en un año normal de lluvias el descenso es muy complicado solo para gente muy experta y con buena condición física.
En invierno y en época de deshielo es un descenso impracticable.
Abstenerse si ha llovido recientemente o hay peligro de tormentas.
Requiere el conocimiento de técnicas específicas para grandes caudales,  rappel guiado, desviaciones, etc,  movimientos  de aguas vivas: rebufos, lavadoras, drossages,  rápidos, etc...
En cualquier caso estos son los factores que hacen peligroso este descenso:
- Agua muy turbia: a 10 centímetros no se ve nada, absolutamente nada. Ello hace que la progresión por el cauce sea un constante golpeteo con rocas ocultas, especialmente en las espinillas y rodillas. Aconsejable llevar espinilleras de fútbol.  Por supuesto hacer saltos es imposible salvo que se registre previamente el mismo (pero a veces la corriente es tan fuerte que te impide hacerlo)
- Todo resbala un montón. A la pizarra mojada que ya de por si resbala hay que añadir una superresbaladiza pátina de oxido de hierro que le da ese fantástico color al agua y las paredes.
- Accesos: la subida al collado ya te deja calentito pero el postre es la bajada al cauce. El barranco es largo: a la hora y pico del acceso hay que añadir unas cinco horas de descenso del cañón. A la fatiga normal de un descenso hay que añadir la dificultosa progresión, los golpes en las espinillas y la tensión sobreañadida de evitar los resbalones.
- Caudal del río: el caudal es permanente y muy alto. Hay de todo: rebufos, lavadoras, drossages, rápidos etc...Cuando ves hasta donde llega el agua en las crecidas  y tratas de imaginarte el barranco en ese momento se te ponen los pelos de escarpias.
- Escapes: pasado el Barranco de la Sangre se entra en un estrecho pasillo sin escape posible. A partir de ahí como dicen en mi tierra: to tieso p’adelante. Además hay pocos sitios donde refugiarte si tienes que quedarte a dormir.
En años extraordinariamente secos, el nivel de dificultad baja sensiblemente pero sigue siendo un barranco muy  complicado y para gente con experiencia.
Fotos de Salva Moreno, Rafa Flores y Al Andalus Activa
Vídeo del descenso: http://www.youtube.com/watch?v=L0smYP9i-Ik
Crónica y fotos de Rafa Flores: http://grupoextremo.blogspot.com.es/2012/09/barranco-de-trevelez.html




























25 de agosto de 2012

Barranco del Poqueira (Sierra Nevada)

 Una vez alcanzado el cauce por el acceso A, la primera dificultad es un rappel-salto de 4 ms, después un rappel de 9 ms. y casi a continuación otro de 15 ms. A partir de ahí el barranco se estrecha pero los rappeles no superan los 6 ms.
En la parte final se hacen tres toboganes uno de ellos buenísimo porque desde donde sales no se ve el final.
Una vez que se llega a la central se sube a ella y se coge un sendero que sale a la izquierda junto a una puerta metálica y siguiendo el cauce del río nos lleva rodeando la montaña al sitio donde dejamos el coche. Desde ese sendero puede contemplarse las aguas amarillentas del río Trevelez.
Indudablemente esto que describo es con un nivel bajo de agua. Si el nivel de agua es alto la cosa cambia sensiblemente: cascadas impresionantes, rebufos, lavadoras etc...
Descripción de Actionman 4x4 















20 de agosto de 2012

Barranquismo en Río Verde de Otivar (Granada)


El barranco de Río Verde es un estandarte en cuanto a barrancos en Andalucía, pionero de las actividades de barrancos en nuestra Comunidad y uno de los más espectaculares que tenemos en el Sur. ¿Lo conoces?
Situado en el extremo oriental del Parque Natural de Sierra Tejeda, Alhama y Almijarra (término municipal de Otivar –Granada-) presenta un paisaje escarpado y abrupto, con numerosas crestas y profundos valles que dan lugar a un santuario para los aficionados al barranquismo,  al senderismo y a la Naturaleza en general.

Sus aguas cristalinas color turquesa, los espectaculares desfiladeros que flanquean el barranco, y la sucesión de cascadas y pozas de agua, hacen de este barranco un privilegio apto para “casi “todos los públicos. En el descenso hay que tener en cuenta diversos aspectos importantes para mantener la seguridad  y el disfrute  en toda la actividad, como: material adecuado para realizar el descenso (neopreno, casco, calzado adecuado,…), ir acompañado  siempre de guías experimentados  en el descenso de barrancos y tener los debidos permisos de la Delegación Provincial de Medio Ambiente de Granada para garantizar el respeto de este maravilloso paraje.

El barranco se divide en 2 partes, teniendo en cuenta la experiencia del que lo desciende. La parte inferior es la “más fácil” y la más concurrida por las empresas que descienden el barranco, con diversos saltos, rapeles de no mucha altura y muchas pozas de aguas cristalinas para refrescarnos, con una duración de 3h aprox.  El descenso integral del barranco es más técnico y más largo, con una duración aprox. de 6h  y recomendado para personas que hayan realizado con anterioridad algún rapel (descenso con cuerda en superficie vertical), ya que tiene rapeles más intensos  y de gran belleza.

Las actividades se realizan con los premisos de la Delegación de Medio Ambiente de Granada y en grupos máximos de 10. Normalmente quedamos a las 10 horas en el pueblo de Otivar (A 15 minutos de Otivar) de allí y con los coches bajamos a la parte final del río. Después de repartir el material (cascos, neoprenos, arnés,…) y una explicación de como se desarrollara la actividad, nos ponemos en marcha remontando el río por un sendero que en casi todo su recorrido se encuentra en buen estado. Aquí ya podemos admirar lo increíble del barranco, sus aguas verdes, sus paredes escarpadas…

En cuarenta y cinco minutos aproximadamente llegamos a una de las cascadas mas bonitas que tiene y que la llamamos la “Y” griega, donde empezaremos nuestro tramo de iniciación que nos dejará en los coches en unas tres horas; saltos, toboganes y rapeles son los que nos tendrán entretenidos todo este tiempo.
Para los más aventureros remontaremos una hora más el río, aquí el camino si sube en un tramo por una fuerte pendiente y que recomendamos que sálo lo hagan personas habituadas a caminar. Al llegar al paraje denominado como” Fuente de las Cabrerizas”, y después de picar y beber algo, nos preparamos con el material técnicos. Los guías nos explicarán algunos consejos de como progresar con seguridad por el río y del material que llevamos y……aquí comienza una aventura que difícilmente podrás olvidar en tu vida!!!!
Comenzamos con un tramo horizontal para hacernos una idea de como va a transcurrir nuestra jornada y al poco ya tenemos un espectacular salto de seis metros en el que la adrenalina se pondrá a tope y que no perderemos hasta llegar al coche.

Después un tobogán, un rapel de unos 10 metros que da a una de las pozas más profundas del río, donde podremos saltar con seguridad desde 12 metros, otro tobogán, saltos.... Hasta que llegamos a la mitad del barranco donde realizaremos la “Y” griega un rapel en el que el agua nos pasará por detrás y encima con un cruce de dos chorros, una experiencia inigualable.
Al bajar esta cascada repondremos  fuerzas, y continuaremos por el tramo de iniciación que tampoco esta exento de aventura.
Ya en el coche y después de reponer fuerzas con un bocata o en algunos de los Restaurantes de Otivar daremos por concluida la actividad. Los participantes podrán descargar de nuestra web todo el reportaje fotográfico de la actividad y compartirlo en las de moda redes sociales.
Río Verde os espera, animaros!!!!!!!!!!!!