20 de mayo de 2011

Carta a la Junta de Andalucia, Medio Ambiente y el Defensor del Pueblo.

Soy Jesús Olvera Moreno, con D.N.I """"""""", gerente de la empresa Al Andalus Activa Guías de Montaña y Barrancos, que empezó su actividad el 15 de septiembre del 2010, con sede fiscal en Ronda (Málaga) y con número de inscripción en Turismo Activo de Andalucia MA/0089

Guía de montaña con acreditación internacional (U.I.M.L.A),
perteneciente a la Asociación Española de Guías de Montaña (socio 524),
técnico de la Federación Andaluza de Montaña,
técnico de la Escuela Andaluza de Alta Montaña,
técnico de Senderos de la Real Federación Española de Montaña y Escalada.

Realizamos actividades de alpinismo, esquí, escalada, descenso de barrancos,..., cursos de formación de seguridad en montaña para deportistas del sector y actividades para discapacitados.
Trabajamos en Sierra Nevada durante la temporada de nieve, y en la Serranía de Ronda, Sierras de Grazalena, Pirineos, Picos de Europa, Marruecos, Italia y Eslovenia.

En plena crisis, no mas lejos de esperar de las instituciones que el apoyo para emprender esta nueva empresa ,nos hemos encotrado trabas y mas trabas.
No hemos recibido hasta el día de hoy ni una sola notificación por parte de la Consejería de Medio Ambiente de Cadiz y Málaga para la regulación de nuestras actividades en el medio natural, que presentamos el 15 de septiembre del 2010,por lo que no sabemos aun si podemos emprender nuestras actividades, con el consiguiente miedo a ser multados por
los Agentes de Medio Ambiente, o el Seprona de la Guardia Civil.

De la ilusión de los comienzos por generar este nuevo proyecto,(que a su vez generaría trabajo para nosotros, y atraeríamos a nuestros clientes a los hoteles, restaurantes,etc de la zona), a realizar nuestras actividades asustados como si fuéramos delincuentes.
Con respecto al Parque Natural de Grazalema decir que intentamos no realizar actividades en él, ya que las trabas que se ponen en éste Parque, es para que no vaya nadie, con el consiguiente perjuicio para los negocios hosteleros que lo rodean.

La Consejería de Medio Ambiente de Granada si que nos contestó rápido, pero poco efectivo ya que nos permitió casi todas las actividades pero teniendo que comunicarlo antes de 15 días, esto en nuestro caso es prácticamente imposible, normalmente nuestros clientes contratan las actividades en menos de 1 semana.
Uno de las actividades que mas se hace, es Río Verde de Otivar, el permiso que tenemos es de 1 día al mes en verano,( con dos días en el verano pienso que ninguna empresa puede subsistir).
Podemos pensar que es para proteger el río. Pues no, ya que todas las empresas hemos optado por hacer solo la parte de abajo ya que los guardas forestales solo se quedan por arriba.(que son los primeros en saber y conocer de primera mano la dejadez e incompetencia de sus jefes los politiquillos, siendo a veces benebolentes con los guías y deportistas)
Esto nos hace tenerle que pagar un peage por persona (5€) y coche (5€) a una sociedad de regantes o algo así, que es la dueña del camino (dice) y que se esta haciendo de oro con todo el que quiere acceder al río.
Al no haber control, hay empresa que llevan grupos muy grandes,(hemos visto grupos de 24 persona con un solo guía), esto nos parece una barbaridad tanto medioambiental como en cuestión de seguridad.
Con una regulación coherente no habría este problema.

Para el Parque Natural de Grazalema nos llegan numerosas solicitudes para realizar la Cueva del Gato, no solo es que este prohibido la actividad, si no que no sabemos si lo van a regular o no, con el consiguiente perjuicio para nuestros clientes,(no sabemos que decirles,ya que sabemos que hay empresas que lo hacen aún estando prohibido, con el perjuicio en caso de accidente para los propios clientes,ya que las aseguradoras se lavarán las manos).
No estamos de acuerdo tampoco con algunas empresas del sector de Turismo Activo que lo que quieren es que se den permisos, prácticamente sin regulación.
Nosotros como profesionales, amantes de nuestra tierra por encima de todo y que somos los primeros en defender que se proteja nuestro medio natural de una manera coherente, creemos que debe haber una regulación eficiente y no una prohibición. Que los profesionales que se dediquen al Turismo Activo sean persona cualificadas tanto en el cuidado del Medio, como en Educación Ambiental ,y que realicen la actividades con el máximo de seguridad para los clientes.
En Andalucía se aprobó un Decreto en Junio 2010 por el que no se necesita ninguna titulación ni conocimiento para guiar grupos, ni en materia de protección ni educación medio ambiental, ni de seguridad de los participantes.
Después del desembolso en inversiones que hemos realizado para poner en marcha este proyecto preguntamos ¿podemos trabajar en nuestra tierra aprovechando de una manera ordenada nuestros recursos? o ¿cerramos nuestro negocio y emigramos a otras tierras? ¿Esto que hacemos no es turismo sostenible? ¿turismo de calidad? ¿No es generar empleo? ¿No es desarrollo sostenible?...
Atentamente, Jesús Olvera Moreno

7 de mayo de 2011

Vivencias de la Via Ferrata del Tajo de Ronda para invidentes

Vivencias de nuestro compañero Juan Manuel Medina

Hoy nos encontramos todos aquellos que queremos disfrutar de realizar deportes de montañismo incluyendo a los discapacitados que eliminando barreras también quieren realizar y disfrutar de ellos. Hoy Juanma os va a contar las vivencias de la segunda prueba que hicimos el viernes 6 de mayo para que veáis que teniendo una discapacidad visual pues hice entera la vía ferrata entera. Nos encontramos a las 16 horas de la tarde, nos fuimos al tajo para comenzar a instalarnos el material y conseguí de hacer un nudo con el disipador y el arnés. No recuerdo bien el nombre técnico pero creo que se llama nudo alondra. Una vez que nos pusimos todo el material como son el arnés, mosquetones, cuerdas y cascos, nos pusimos en marcha haciendo senderismo que es otra modalidad deportiva que comenzamos a practicarlo ayer para comprobar como una persona con discapacidad visual puede realizarlo. Llevábamos mi bastón que es el que utilizo para poder moverme por la calle y el de senderismo donde en los tramos fáciles iba cogido a él y en los más difíciles iba con la mano en el hombro de mis compañeros. Una vez que llegamos al lugar donde teníamos que pasar el hoyo para poder llegar al inicio de la vía ferrata, se puso una cuerda para que pudiera pasar sentándome en el escalón y poder pasar al inicio de la misma cogiéndome y anclándome con mis respectivos mosquetones al cable que nos lleva al inicio de la misma. Con respecto al camino que nos lleva desde donde dejamos el coche hasta el inicio de la vía ferrata, hay tramos que están en mal estado y cuesta un poco pasarlos pero como ya conocía el terreno, iba mucho más suelto y más rápido, mis compañeros se sorprendieron de la soltura que tenía el segundo día porque no es lo mismo andar viendo que no viendo ya que todo hay que llevarlo coordinado entre los guías, los pies y la memoria. Una Bez que nos pusimos en la vía ferrata, subió primero Jesús para asegurarme desde arriba y comencé a subir mosquetoneando mucho mejor con la mano derecha pero costándome un poco todavía con la mano izquierda ya que soy diestro. Mosquetoneaba bastante mejor que la otra vez con la mano derecha tanto en el anclaje como en el cambio de los mosquetones que van por el cable. Hay que ir guardando fuerzas en la subida porque hay tramos que tienen que tirar mucho de brazos y se queda uno de los pies fuera de la grapa o escalón y esos lo fui subiendo de uno en uno porque tuve que rastrear el pie con ayuda de mis compañeros y guías para que poder continuar con la subida. Esos los iba subiendo uno a uno y anclándome para poder descansar y buscar el sitio en la pared para poder continuar con la subida. Cuando estábamos a unos 30 metros de altura que había que andar de forma horizontal, calculé mal y el guía no me lo comentó y di un pequeño resbalón que tuvo que tirarme de la cuerda aseguradora. Para las personas invidentes, el guía debe de ir explicándole como está la situación del terreno que se va andando. Salvado ese pequeño contratiempo, continuamos con el ascenso de la misma salvando tramos que no tenían desplome y otros tramos más fáciles hasta llegar a la meta que era la finalización de la misma saliendo por el campillo y mosquetoneando mejor con la mano izquierda. Bajando hasta el castillo del viento realizando senderismo de la misma forma que para llegar a la vía ferrata y una vez más de forma satisfactoria culminamos nuestra prueba disfrutando y gozando de que en el segundo día o prueba realizamos la vía ferrata entera ascendiendo unos 70 metros de altura y poniendo en marcha además la primera prueba sobre el senderismo para personas invidentes.