23 de noviembre de 2009

Curso Monitor colaborador de club de Montañismo (E.A.A.M)

Quedamos a las nueve el domingo, en un restaurante cerca de Nijar, allí con el grupo reunido, tomamos dirección cerca del cortijo de los Tristanes, donde aparcamos. Dividimos dos grupos unos con Manuel Mateos y otros conmigo.
Allí empezamos a utilizar la brujula y el mapa.
El día anterior en el aula, después de haber visto todo lo referente al equipo, material, legislación, orientación y cartografía, planificamos el itinerario desde el coche hasta la presa de Isabel II.
Empezamos a andar con la brújula tomando el rumbo que habíamos marcado, hasta llegar a una balsa, de allí subimos por una acequia y un barranco. Estuvimos realizando ejercicios para ir siempre orientados, viendo también la flora del lugar y un poco de protocolos de seguridad para llevar a grupos.
Después encontramos un túnel escavado de unos 80 metros en cual atravesamos, a salir de este, ya vemos la presa y nos paramos para realizar triangulaciones y posicionarnos, sacando las coordenadas del lugar que nos encontramos.
Ya en la presa, nos reagrupamos todos y picamos un poco. Allí uno de los alumnos, nos comenta todo lo referente a la construcción y al fracaso de esta.
Poco después separamos los grupos y quedamos en los coches, nosotros seguimos haciendo ejercicios con los mapas y buscando la manera más rápida y segura de llegar al coche.
Ya en el coche, vemos los pros y los contras por donde hemos bajados y despidiéndonos hasta el próximo fin de semana. Donde los alumnos verán el empleo de GPS, técnicas de progresión, pasar la noche en montaña, alimentación, entrenamiento, seguridad y primeros auxilios.

La zona, en Almeria, campo de Nijar en los alrededores de la presa de Isabel II, que se contruyó para el ragadío de la zona.

15 de noviembre de 2009

Peñón Grande de Grazalema (Via Láctea).

Rafa Cordero y yo habíamos quedao sobre las ocho y media, ya desayunados y todo, solo para llegar a Grazalema, al aparcamiento del Camping, y salir zumbando para el Peñón.
Ya en la base de la Vía Láctea (mas o menos, aquí nunca se sabe) nos equipamos y subimos un trepadero fácil, sin asegurar, hasta que empezó la cosa ha ponerse un poco mas jodidilla (aunque no mucho) casi toda la vía es de III y IV con algunos pasillos muy aislaos de V, (eso sí larga, unos seis/siete largos muy entretenidos), con un tiempo y vistas espectaculares.
Desde el primer largo nos hemos intercalaos en tirarle de primero, así que subíamos muy cómodos, descansado y disfrutando de la pared, de meter cacharritos (friends, empotradotes, puentes de roca…) ya que estas vías están totalmente desequipadas (solamente esta equipado la línea de rapel).
Ya en la cumbre, hemos mirado las impresionantes vistas, de la Sierra de las Nieves, Alcornocales, Sierra de Pruna, Ronda.
Después de picar un poco, no hemos preparado para la bajada, así que ya en la cabecera del rapel, hemos montado éste y pa’bajo, encadenando uno, otro y otro más, hasta 9 de treinta metros (nos dan 270 metros).
Ya en suelo a eso de las cuatro de la tarde y tras haber estao unas seis horitas metios en el Peñón, hemos ido al pueblo a tomarnos una merecidas cervezitas, con unas racioncitas para terminar de rematar el día.









00